Nostraigua pone en marcha la campaña “l’aigua que no fas servir, no la deixis sortir!

22 marzo 2022

  • Coincidiendo con el 22 de marzo, el Día mundial del Agua, se pretende concienciar a la sociedad de la importancia de preservar este recurso 

Desde Nostraigua, y siguiendo con la estrategia del Ayuntamiento de Mont-roig del Camp de alinearse con los Objetivos Mundiales de Desarrollo Sostenible (ODS), se ha puesto en marcha la campaña “el agua que no utilizas, ¡no la dejes salir!”. La iniciativa de concienciación ciudadana arranca este martes, 22 de marzo, coincidiendo con el Día Mundial del Agua.

El objetivo es reflexionar, concienciar y sensibilizar sobre el agua, un elemento frágil, vulnerable y muy necesario para garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, el bienestar y la calidad de vida de las personas. Así como la importancia que tiene su ahorro y hacer un uso eficiente de este recurso.

De hecho, para contribuir con el ahorro de agua, desde la entidad se trabaja constantemente con campañas preventivas de detección de fugas y con mejoras de la red (en 2021 se renovaron más de 2 km). Sin embargo, también se quiere hacer inciso en que el ahorro de agua es responsabilidad de todos. Por este motivo mediante este vídeo, que se irá publicando en pequeños fragmentos a lo largo de los próximos días a través de las redes sociales, se recuerda que pequeños gestos de ahorro en nuestros hogares hacen posible y contribuyen al uso eficiente de agua. En este sentido, y gracias a los esfuerzos realizados hasta ahora, en 2021 se han ahorrado en el municipio más de 360 ​​millones de litros de agua.

Recordamos que el Día Mundial del Agua (World Water Day) se celebra cada año el 22 de marzo para centrar la atención en la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos hídricos. Este año la campaña propuesta por la ONU es “Hacer visible lo invisible” en referencia a la protección y la utilización de las aguas subterráneas de forma sostenible para sobrevivir al cambio climático y satisfacer las necesidades de una población en constante crecimiento.